DENUNCIA POR ABANDONO

El sábado Susana Pirro adopto una gata castrada, desparasitada, en perfecto estado de salud.

El domingo al mediodía llama reclamando que la teníamos que ir a buscar ya porque la gata estaba sin vacunas. Aclaro que la gata era animal único en la casa pero si no lo fuera las vacunas siempre las dejamos a cargo del adoptante y se habló cuando se dejó a la gata, no es que se lo dijimos cual ring raje. Son políticas, nosotros entregamos siempre castrados pero de la vacuna se hace cargo el adoptante, cada veterinario tiene su libro. Que nosotros le demos una primera vacuna no evita que el adoptante después le tenga que seguir dando así que lo dejamos para que lo maneje el adoptante, la castración no, es prioridad para nosotros. En este caso nunca salió a relucir en la entrevista previa que la gata debía estar vacunada. Las entrevistas las hago yo y ella solamente preguntó si estaban bien (porque en un principio quería dos gatas) porque había perdido a su perrito de 14 años hacía un mes y fue muy duro. En todo caso si es una exigencia y vemos que el adoptante lo amerita lo hacemos, que hace una mancha más al tigre, si invierte en una vacuna por un futuro mejor para el gatito. Pero antes no se pidió ni en la entrega de la gatita tampoco. A esta señora no se le ocurrió llevar a la gata a vacunar, no, decidió entonces en menos de 12 horas que como no estaba vacunada la debíamos ir a buscar.

Adjunto captura del comentario que hizo en la foto de la adopcion, cuando ya hacia horas que la habia sacado de la casa.... Le decimos que vamos, a alguien que reacciona así no hay que darle muchas vueltas, se le saca el animal, pero ella nos bloqueaba y desbloqueada del celular, no nos atendía el teléfono, tratando de contactarla para decirle que íbamos para ahí en una de sus conexiones nos dice que ya la dio, y la gata estaba muy bien pero que ella estaba toda lastimada que debía darse antitetánica y demás barbaridades. adjunto foto de sus lastimaduras.

De solo pensar en que ella estaba lastimada no quería ni imaginar que le habría hecho a la gata que es una santa para reaccionar así. Le rogamos que nos diga a donde la había dejado, aguantándonos de recontra putearla para que afloje la lengua. Otra vez bloqueadas, desbloqueadas, nos dice que la entrego en unas canchitas de futbol abajo de la autopista. Ni a donde ni cuales, nada, nunca más una respuesta, todas rogándole que nos diga a donde. Llamando a las canchitas de San Telmo, recorriendo una por una, cerradas algunas, otra no, la gatita no estaba. Ya indignadas, desesperadas, Pachi y Miranda van

a la casa de la señora a pegar carteles de recompensa y escracharla y al verla pasar, la gatita maulló, reconoció la voz de Pachi, estaba abajo de un auto. Costo sacarla pero lo lograron. La gatita está a salvo después de todo un día en una zona que desconocía.

Esta mujer la tiró a la calle sin más, sin esperar unas horas a que la busquemos. La impunidad con la que responde cuando se le reclama el hecho. En ningun

momento lo niega, solo dice que era una gata adulta y sin vacunas, como si eso justificara que la dejara en la calle... Es una psicópata que no debe tener un animal más en su vida.


Ya se hizo la denuncia correspondiente en la policía y fiscalia. Estos son sus dos perfiles.

https://www.facebook.com/susanamaria.pirro

https://www.facebook.com/profile.php?id=100004333698539

Publicaciones destacadas
Publicaciones recientes