Rascadores


Tu gato, puede adquirir esta postura en su rascador, ya sea vertical u horizontalmente? Si tu respuesta es "no" entonces no te extrañes de que actualmente se este afilando en tu sillón o la pata de una mesa. La clave para resolver los mal llamados problemas de comportamiento es entender el por qué de que el gato los realice, y afilarse no es la excepción. No en vano digo "mal llamados", por que para el gato es algo totalmente natural, y lo que nosotros tenemos que hacer si queremos modificar su comportamiento es ofrecerle una mejor opción que la que utiliza ahora. Afilarse es un comportamiento multifacetico. Por un lado, acondiciona las uñas del gato. Cuando las desliza por telas ásperas esto ayuda a quitar la cubierta exterior de la uña ya vieja, para dejar la nueva al descubierto. Por otra parte, sirve ademas para marcar territorio. Cuando un gato se afila en un objeto deja una marca visual, que cuando se encuentra en un árbol por ejemplo, puede ser vista por otro gato a la distancia dándole una señal de advertencia, y así evitar un enfrentamiento. Asimismo, la marca visual sirve como un recordatorio de familiaridad para el gato que la deja. Sumado a lo visual, el afilarse le permite dejar una marca olfativa por medio de las glándulasque tienen en las patas. A medida que el gato presiona las patas sobre la superficie, las glándulas segregan feromonas, que contienen información muy valiosa. Considerando que los gatos prefieren evitar enfrentamientos físicos a toda costa (recuerden esto cuando alguien les venga con que los gatos son animales traicioneros y agresivos...), la combinación de marcas visuales y olfativas es parte importante de su instinto de supervivencia. Es por eso también que ellos buscan tener esas marcas alrededor como signos de la familiaridad del territorio, verlos y oler su propia esencia les resulta reconfortante. Físicamente, afilarse les proporciona un método excelente para estirar todos los músculos del cuerpo, adquiriendo la postura que pueden ver en la foto. También cuando tienen mucha emoción y necesitan descargarla, afilarse puede ser una manera. Por ejemplo, a veces los gatos se afilan luego de recibirnos cuando llegamos a casa, o a veces para liberar la ansiedad de que se acerca el momento de comer. Sabiendo estas cosas, pueden imaginarse la confusión y frustración que les genera cuando nosotros los retamos por un comportamiento que para ellos es tan natural y necesario? Hay que tener en cuenta que cuando no proveemos a nuestros gatos con lo que necesitan, su instinto los va a llevar a buscarlos ellos mismos. Entonces, analicemos las opciones que les dimos. Muchos rascadores están cubiertos de telas o alfombras suaves, por lo que son completamente inútiles a los ojos del gato. Ellos buscan telas gruesas y ásperas donde realmente puedan hundir las uñas. Observa adonde se esta afilando ahora, eso te va a dar una pista sobre el tipo de textura que le gusta. La altura del rascador es otro factor importante. Si es muy bajo y el gato no puede estirarse del todo también pierde atractivo. Pero el factor MAS importante de todos es la FIRMEZA!!! Es por eso que los gatos suelen adoptar como rascadores los muebles mas grandes, como las patas de las mesas y los sillones. Ellos saben que ahí pueden recostar todo su peso y estos objetos no se inmutan! Ahora bien, el producto correcto en la ubicación incorrecta sigue llevando al fracaso. Mucha gente manda el rascador lo mas al fondo de la casa posible para que no este a la vista, pero.... si vos no vas ahí regularmente, por qué pensas que va a ir tu gato? Sabemos que si hay algo que ellos aman es estar en el mismo ambiente que nosotros, sea el living, la cocina o hasta el baño. Otras veces el problema esta en la confusión que le genera al gato que lo hayan retado por afilarse y que después lo hayan querido forzar a afilarse en el rascador apoyándole las patas, lo que de por si genera una asociación negativa con el objeto. Si alguna vez en el pasado usaste métodos verbales y/o físicos como reprimenda para este tipo de comportamientos, déjalos ahí, en el pasado. Es poco efectivo y contraproducente. A esta altura seguro ya se están preguntando si no queda otra que resignar el sillón. No. Lo que hay que hacer es quitarle el atractivo y ofrecerle una nueva opción mas adecuada al gato, preparando la escena para el crea que fue su idea (si, así de soberbios son nuestros chiquitos). Cómo sacarle el atractivo? A veces por la forma del objeto o el tamaño hay que ponerse creativo con las maneras para disuadirlos, pero en lineas generales hay que pensar en “resbaladizo” o “pegajoso”. Hay gatos que detestan la textura del film por ejemplo, otros la cinta doble faz. Una vez que el objeto ya no le sea apetecible, y sin que hayamos tenido nada que ver con eso, al lado del lugar donde se afilaba vamos a colocar el nuevo rascador. Cuando el gato se vaya a afilar y vea que su objeto no es lo que era, descubrirá que justo al lado apareció un nuevo objeto perfecto para el objetivo que buscaba! Generalmente la gente compra mil rascadores, pero el gato no tiene motivo para usarlo porque ya tiene los muebles! Una vez que empiece a usar de manera habitual el nuevo rascador, ahí recién se desarma la escena del crimen, y muuuuuy, pero muuuuy, pero muuuuuy gradualmente se puede ir moviendo el rascador de lugar (idealmente tiene que estar en una habitación donde los miembros de la familia pasen mucho tiempo, y si es cerca de una ventana mejor!). Si les cuesta que se acerque, no lo fuercen agarrándole las patas. Usen algún juguete interactivos para que "casualmente" el las apoye y sienta esa nueva textura irresistible!

Publicaciones destacadas
Publicaciones recientes
Archivo
Buscar por Etiquetas
  • Instagram Social Icon

 seguinos en Instagram

  • Twitter Social Icon

seguinos en Twitter

  • Facebook Social Icon

seguinos en facebook

  • c-youtube

adherite a nuestro canal de YouTube